Las espaldas 'más pequeñas' son las más importantes

Osteopatía


En España, a los 15 años, más del 50% de los niños y casi el 70% de las niñas ha padecido alguna vez en su vida dolor de espalda. Asimismo, tener dolor de espalda en la infancia aumenta el riesgo de sufrirlo de manera crónica al ser adulto y padecer limitaciones durante el resto de la vida.

¿Por qué es tan importante cuidar la espalda desde la infancia? Sólo tenemos una espalda y es para toda la vida. No es sustituible, por lo que es muy importante mantenerla sana y fuerte, y saber cómo realizar todas las actividades diarias sin que sufra.

Los niños no pueden con todo, ni son de goma. Hay que enseñarles a respetar su cuerpo desde pequeños evitando malos hábitos.

Hay cuatro captores posturales a tener en cuenta:

1. Oido interno
2. Ojo (músculos oculomotores y suboccipitales),
3. Articulación temporomandibular (ATM) – La boca
4. Los pies

El Sistema Nervioso Central es el encargado de regular y controlar la postura utilizando la información recogida de los captores posturales.

Por tanto, la postura que una persona adopta no es más que las adaptaciones a las que se ve sometido por la influencia de las informaciones proporcionadas por los captores posturales. Así en una postura correcta existe un equilibrio y una relación armoniosa de todas las estructuras del cuerpo, sin embargo, cuando existen trastornos estáticos esta relación deja de ser armoniosa para dar lugar a un desequilibrio postural que a la larga se traducirá en limitaciones, contracturas, dolores, aumento del gasto energético y agotamiento.

Es por ello que debemos observar a nuestros hijos desde pequeños para poder apreciar cualquier cambio en su morfología para evitar y/o solucionar futuros problemas.

Debemos, como padres, tomarnos nuestro tiempo en observar a nuestros hijos, vestidos, pero también desnudos. Cualquier “cosa rara” que podamos observar puede ser importante para diagnosticar un problema leve, pero que podría ser irreversible cuando el crecimiento acabe.

Debemos observar:

1. Postura de pie
• Altura hombros: deben de estar a la misma altura
• Apoyo de los pies: A partir de los 3 años debe irse formando el arco plantar.
• Columna vertebral: de espalda debe estar recta y de perfil tener las tres curvaturas.
• Oclusión dental (forma de masticar)
2. Postura sentado:
• Que no gire la cabeza al escribir ni se incline hacia adelante (posible problema de vista)
• Espalda recta

Hay tres factores que influyen en el dolor de espalda y que son:
1. El sedentarismo que conlleva falta de fuerza muscular.
2. Los hábitos posturales incorrectos, que dan lugar a las contracturas que causan dolor.
3. La inadecuada práctica competitiva de algunos deportes
Cuando el entrenamiento es erróneo y se repite con mucha intensidad puede llegar a dar problemas.

Muchas veces surgirán problemas que aunque quisiéramos no habríamos podido evitar, pero como todo, cuanto antes, mejor. Un diagnostico precoz es vital ya que a partir del final del crecimiento (14 años en niñas y 18 en niños aproximadamente) muchos patologías no tendrán solución. (ej: escoliosis, cifosis…)


Puntos a tener en cuenta para prevenir problemas de espalda

1. Para transportar el material escolar:

• Las mochilas de los niños no debe superar el 10 por ciento de su propio peso. Por ejemplo, si pesa 30 Kg, sólo puede cargar 3 Kg.
• Intenta transportar el menor peso posible y deja en casa (o en las taquillas del colegio o del instituto), todo aquello que no vayas a necesitar.
2. Mantén una buena postura: Cuando tengas que estar sentado:

• Hazlo lo más atrás posible en la silla y mantén el respaldo recto.
• Mantén la espalda relativamente recta y los brazos o codos apoyados.
• Cambia de postura frecuentemente e intenta levantarte cada 45-60 minutos.
• Si el mobiliario escolar te impide sentarte correctamente, díselo a tu profesor y a tus padres.
• Cuando uses el ordenador, coloca la pantalla frente a tus ojos y a la altura de tu cabeza. Debes acercar la silla al teclado lo máximo posible, de forma que no tengas necesidad de inclinarte hacia delante.

3. Evita dormir boca abajo o estar boca abajo cuando estés acostado. Si no puedes dormir de otra manera, intenta hacerlo de costado. Si la espalda te molesta en la cama, díselo a tus padres y usa un colchón de firmeza intermedia (ni duro ni blando).

4. Si te duele la espalda, díselo a tus padres y consultad al médico sin perder tiempo. Cuanto antes se tomen las medidas necesarias, mejor.
5. Deporte. El ejercicio físico ayuda al desarrollo de una musculatura potente y resistente en la espalda, y permite que la columna vertebral se forme adecuadamente, sin molestias. Todos los ejercicios deben estar desarrollados bajo la supervisión de un especialista, y conviene evitar la práctica de deportes muy competitivos que pueden dañar espalda.

En el caso de los problemas de espalda, la mejor terapia es la prevención. La práctica de ejercicio físico durante la infancia es la medida más importante para prevenir dolores de espalda en el futuro, ya que pueden convertirse en crónicos con el tiempo. Por esta razón proponemos adoptar medidas preventivas y educar a los niños en edades tempranas en hábitos adecuados para la salud de la espalda. Recomendamos a los padres que acostumbren a los hijos a hacer ejercicio al menos dos veces por semana, desde edades tempranas, para que esa práctica se consolide durante la adolescencia y madurez.
Si aun así los problemas siguen, lesiones, dolores de cabeza, insomnio, y dolor de espalda, te aconsejamos visitar un Osteópata Pediátrico. En Barcelona, Body Help cuenta con un equipo especializado de Osteopatía y Fisioterapia Pediátrica con mucha experiencia, tratan desde bebes de un mes hasta 18 años.

No lo dejes ya que la frase de crecimiento es la más importante!