El Estrés y la Fertilidad. ¿Cómo afecta?

Fertilidad


Hoy vamos a hablar del estrés  y la  Fertilidad. Dentro de nuestro Programa de Fertilidad Natural trabajamos de manera global para mejorar tu Fertilidad y uno de los puntos más importantes es la gestión del estrés y la fertilidad, ya que el estrés reduce las posibilidades de embarazo.


 

Con el Programa Body Help de Fertilidad te ayudamos con la Acupuntura para la Fertilidad y con la Osteopatía Ginecológica y Obstétrica, relajando la zona craneal y el sistema parasimpático entre otras. Pero te vamos a explicar por qué es tan importante y la relación que tiene el Estrés y la Fertilidad.

Relación del Estres y la Fertilidad

Cuando el organismo de una mujer  empieza a segregar excesivas hormonas del estrés, éstas interfieren en la secreción de las hormonas sexuales femeninas pudiendo alterar la menstruación y la ovulación, lo que puede dificultar el embarazo.

En los momentos difíciles el hipotálamo crea en el cerebro una secuencia de señales nerviosas y hormonales que impulsan a las glándulas suprarrenales a segregar un incremento repentino de hormonas, las más abundantes de las cuales son el cortisol y la adrenalina.

El cortisol incrementa el nivel de glucosa en el torrente sanguíneo y el uso de la glucosa por parte del cerebro suspende funciones esenciales como la digestión y la reproducción. Mientras tanto, la adrenalina incrementa la frecuencia cardiaca, eleva la presión sanguínea e impulsa la energía a fin de preparar el cuerpo para la acción. El corazón late con fuerza, la respiración es rápida y aumenta la sudoración, todo lo cual resulta útil si hay que luchar o huir, pero inadecuado en el trabajo. Es más, las tensiones modernas tienden a ser prolongadas, y el organismo puede acabar en alerta roja.

La relación del estrés y la fertilidad no es buena para nuestro organismo, pues nos crea una sobre producción de hormonas del estrés, en especial el cortisol, puede agotar las glándulas suprarrenales. La sobre exposición a estas hormonas también pueden alterar muchos procesos corporales, aumentar el riesgo de obesidad, insomnio, problemas digestivos y de fertilidad, cardiopatía y depresión.

Además de regular las hormonas del estrés, el hipotálamo controla en el cerebro las hormonas sexuales del ciclo reproductivo femenino segregando la hormona liberadora de gonadotropina (GnRH) al comienzo del ciclo menstrual. Ésta ordena a la hipófisis que segregue la hormona foliculoestimulante (FSH), que a su vez estimula la producción de estrógenos, hormona luteinizante (LH) y progesterona en momentos específicos del ciclo menstrual.

En momentos de gran estrés, o cuando la mujer sufre un estrés crónico, la progesteronapuede convertirse en cortisol, hormona del estrés, que se produce bioquímicamente como las hormonas sexuales. El resultado es una disminución de los niveles de progesterona en el organismo. Al mismo tiempo, los niveles de prolactina, una hormona segregada por la hipófisis, se mantienen elevados, debido a menores cantidades de dopamina, hormona del bienestar, lo cual da lugar a una disminución del nivel normal de hormonas sexuales. Siempre que se ve afectada la secreción de alguna de estas, pueden producirse problemas ovulatorios y menstruales.

Cuidado , todo esto afecta también a la calidad del esperma del hombre. Así que debéis tomar nota los dos. Los óvulos pueden fecundar, pero no desarrollarse bien una vez fecundados, si el esperma no es de buena calidad debido al estrés y otros malos hábitos.

Problemas Digestivos y el Estrés 

Cuando se libera adrenalina en el torrente sanguíneo se libera glucosa, para darle al organismo la energía que necesita a fin de prepararse para la respuesta de “lucha – huir “. Si tus niveles de adrenalina y cortisol permanecen elevados de forma constante, tus glándulas suprarrenales empiezan a sufrir agotamiento. En esta fase, tal vez comiences a experimentar síntomas como una mala digestión, acidez de estómago, una menor capacidad para absorber los nutrientes e incluso alergias alimentarias, causadas por una exposición prolongada del estrés.

Reducir el Estrés

Es importante impedir que el estrés perjudique nuestro bienestar fisiológico y psicológico, sobre todo si existen problemas de fertilidad o se recurre a un tratamiento de FIV. La ansiedad también tiene efectos sobre nuestro bienestar fisiológico. Resulta vital entender el estrés, entender como se ha reaccionado ante el en el pasado y evaluar si es necesario modificar la reacción. Esto nos dará, además, la sensación de haber recuperado el control de las emociones, y en consecuencia os sentiréis más tranquilas. Hay que cambiar de actitud y replantearse prioridades.

Ser capaces de analizar que áreas de vuestra vida necesitan atención a fin de reducir el estrés y aprender a relajarse resulta clave para modificar el humor, equilibrar las hormonas y mejorar la salud en general. La consecuencia será una mejora en vuestras posibilidades de concebir.

Según nuestro equipo de Acupuntores, es aconsejable acumular reservas para poder afrontar situaciones difíciles en la vida. Esas reservas deben acumularse llevando una vida sana y una buena dieta, durmiendo lo suficiente, haciendo ejercicio con regularidad y utilizando técnicas de relajación.

La fertilidad depende mucho del buen funcionamiento del sistema endocrino, del equilibrio hormonal.

Se pueden encontrar formas de hacer los cambios necesarios para aumentar al máximo las posibilidades de concebir. En Body Help nos dedicamos a ello, analizando tu fertilidad de forma Global, hemos desarrollado el Programa de Mejorar de Fertilidad Natural y colaboramos con las más prestigiosas Clínicas de Fertilidad  en Barcelona, con magníficos resultados en casos muy difíciles.

Para más información:

Programa de Mejora de la Fertilidad de Body Help. Tel 933634428-933634427