¿Cómo Mejorar la Fertilidad Natural? Aspectos médicos.

Fertilidad


En términos médicos, la infertilidad se define como la incapacidad para concebir, después de un año de intentarlo, sin el uso de métodos anticonceptivos.  Esta patología, está asociada a algunos factores que hacen que la fertilidad natural se vea disminuida.  En este texto, pretendemos analizar algunos de estos factores coyunturales y así mismo compartir algunas recomendaciones para mejorar la fertilidad natural.  Esperamos sea de su interés.

La fertilidad natural y la edad

La fertilidad natural, disminuye con la edad.

Es de todos conocido, que las mujeres son fértiles hasta que alcanzan la menopausia, lo cual sucede después de los 35 y hasta los 45 años como edad límite.  En los hombres, la fertilidad natural inicia una curva de decrecimiento a los 50 años. Sin embargo un hombre de 90 años o más, perfectamente puede concebir un hijo, aunque no está dentro de la norma.

¿Cuándo son los periodos fértiles de las mujeres?

Las mujeres pueden ser fértiles desde la menárquia ( primera regla) hasta la menopausia ( ausencia de la menstruación por más de un año). La fertilidad natural de la mujer se establece en este período de tiempo y es diferente para cada una. Los días fértiles són los días en que se ovula, y esto puedo variar en cada período. Por eso hay un intervalo de 5 días aproximadamente en los que se denominan “días fértiles” que son los días donde se puede producir el embarazo. Estos días donde la fertilidad natural aumenta son los comprendidos entre 3 días antes de la “teórica” ovulación y dos días después.

La ovulación varía de acuerdo con el intervalo entre cada periodo de menstruación.  El periodo conocido como secretor (segunda etapa del ciclo) es fijo y tiene una duración aproximada de 14 días.  El otro periodo, es el folicular. Durante el periodo folicular, el folículo dominante se desarrolla para liberar el óvulo maduro. Cuanto más largo sea el intervalo entre estos dos periodos, mayor es el tiempo de ovulación.

Es probable que, tras la expulsión del óvulo del ovario, éste no permanezca viable y capaz de ser fecundado más de 24 horas. Por tanto, para que se produzca la fecundación, los  espermatozoides deben estar disponibles poco tiempo después de la ovulación. Por otra parte, algunos espermatozoides se mantienen fértiles en el aparato reproductor femenino hasta 5 días, por lo que, para que tenga lugar la fecundación, el coito debe producirse en algún momento entre 4-5 días antes de la ovulación y hasta unas pocas horas después de ésta. Por ello, el período de fertilidad femenina durante cada ciclo sexual es corto (unos 4 a 5 días).

De acuerdo con lo anterior, las relaciones sexuales sostenidas durante estos días, tienen altas probabilidades de obtener como resultado un embarazo.

Rangos en las relaciones sexuales

Un largo periodo de abstinencia, que se considera igual o superior a cinco días, puede afectar negativamente la movilidad de los espermatozoides, disminuyendo las posibilidades de fecundación. Para una pareja, que tenga el firme propósito de concebir un hijo, los rangos en las relaciones sexuales ideales están entre 1 y 3 días.

Aunque esta información que hemos presentado hasta este punto, resulta interesante y puede ser de gran utilidad para muchas parejas, el seguimiento a los periodos de ovulación, contar los días, e incluso, el cumplimiento de los rangos en las relaciones sexuales, pueden generar ansiedad y estrés, reduciendo el deseo sexual y poniendo en peligro la concepción.

Más allá del control que se puede tener con base en el calendario menstrual, existen señales que indican que la mujer está atravesando por sus días de mayor fertilidad natural: La temperatura corporal y la aparición del moco cervical son dos de las más representativas.  Sin embargo, recomendamos  tener relaciones sexuales frecuentes, pero deseadas, sin pensar en las posibilidades matemáticas de concepción.


 

Los Mitos con respecto a la Fertilidad

El tema de la fertilidad natural, como todos los asociados a la sexualidad está rodeado de mitos y leyendas urbanas que no hacen ningún bien a una pareja que atraviese dificultades para concebir hijos de forma natural.

Es muy frecuente escuchar teorías, acerca de la posición postcoital, entendiéndose como aquella que se debe adoptar, después del acto sexual, con el fin de favorecer la fecundación.

1. Mantenerse acostada boca arriba o con las piernas elevadas no aumenta las probabilidades de quedar embarazada. Cuando el óvulo está disponible para ser fecundado puede que ningún espermatozoide llegue a él. Desde que la pareja eyacula hasta que un espermatozoide llega al óvulo este espermatozoide habrá tenido que realizar un recorrido que dura unas 10 horas. De todos los espermatozoides que sobreviven (unos 400 de 250 millones que salen al principio tras la eyaculaciónsólo uno logra atravesar la membrana exterior del óvulo, tardando unos 20 minutos en conseguir atravesar esta membrana del ovulo.

2. Otro mito que ha hecho carrera en los últimos años, es que el uso de lubricantes durante las relaciones sexuales, contribuye a un fácil desplazamiento de los espermatozoides, aumentando así las probabilidades de concepción y mejorando la fertilidad natural.  Esto no es cierto y por el contrario es contraproducente.  Los lubricantes a base de agua, que son los menos nocivos, en pruebas in vitro, disminuyen la movilidad de los espermatozoides desde un 60% hasta un 10%. Los lubricantes como la vaselina destruyen los espermatozoides.  Los lubricantes se constituyen entonces, en un método anticonceptivo, no del todo efectivo. Pero lo que si podemos afirmar de forma contundente es que no contribuyen a mejorar la fertilidad natural.

¿Existe alguna dieta que mejore las condiciones de Fertilidad Natural?

Si. Sin la menor duda, esto es uno de los grandes puntos de nuestro Programa de Mejora de la Fertilidad Natural, lo comentaremos a parte en otro post pues es muy extenso, pero os daremos dos consejos. Aunque si lleváis una dieta sana y equilibrada, no os harán falta. Si no es así al 100%, nuestro objetivo es concienciaros y explicaros el por qué debéis cambiar. Estar atentos porque hablaremos de esto.



 

1. Lo primero que debéis hacer para mejorar vuestra fertilidad natural es aseguraros de tomar alimentos lo más cercanos posible a su estado natural. Procurar no comer alimentos procesados, que tengan azúcares refinados, ni alimentos etiquetados como bajos en grasa, light o sin grasa, ya que suelen contener sustancias añadidas para hacerlos más sabrosos.

2. Hacer una dieta Alcalina para mejorar la fertilidad naturalLas secreciones vaginales de la mujer son acidas. El PH normal del fluido vaginal está entre 3.8 y 4.5, mientras que en el semen masculino es de entre 7.2 y 8.0 por tanto más alcalino. Una dieta para la mejora de fertilidad natural debería ser rica en alimentos alcalinos, lo que nos va a permitir un correcto transporte de los espermatozoides. Para ello debes comer frutas y verduras frescas, frutos secos, semillas y cereales y beber mucha agua. Las dietas que se han puesto de moda con exceso de proteínas animales, como la Dukan o de batidos de proteínas, crearan secreciones vaginales ácidas, siendo peores para mejorar tu fertilidad. Debes evitar también los refrescos con gas que son bastante ácidos.

3. El consumo de ácido fólico (Vitamina B9), durante el periodo previo a la concepción es esencial para reducir el riesgo de defectos del tubo neutral en los fetos. Para las mujeres que no presentan antecedentes de este tipo de malformaciones, 0.4 mg por día serán suficientes.
 

El Cigarrillo

El hábito de fumar, altera la fertilidad natural de forma negativa. Se ha demostrado que las mujeres fumadoras tienen un 40 % menos de posibilidades de quedarse embarazadas. Fumar acelera la pérdida de óvulos y daños en el ADN; los óvulos no pueden fecundarse o se produce un aborto poco después de la implantación. El tabaco puede reducir el periodo reproductivo de la mujer en 10 años.

Las mujeres fumadoras, alcanzan la menopausia, en promedio, cuatro años antes que las mujeres que no fuman, lo cual sugiere un aumento de la tasa de agotamiento folicular (reserva ovárica).  En los hombres, fumar provoca cambios en los parámetros del semen: concentración de espermatozoides, movilidad y morfología. También disminuyendo las tasas de poder conseguir un embarazo.


 

El alcohol

El consumo de alcohol en exceso hace que aumenten los radicales libres en el organismo, alterando el funcionamiento y la producción tanto de los óvulos como de los espermatozoides.

Otro factor del alcohol a tener en cuenta para mejorar la fertilidad natural es que las mujeres necesitan mantener estables los niveles de azúcar en la sangre, para equilibrar las hormonas y aumentar la posibilidad de quedarse embarazadas.  Estables no significa tener glucosa en sangre, si no, no tener picos de azúcar, es decir mantener el azúcar bajo, dentro de la normalidad. Por lo que hay que evitar todo aquello que lleve azúcar para evitar tener subidas de azúcar en sangre.

Los científicos comprobaron que el 64% de las mujeres que tomaban menos de cinco bebidas alcohólicas semanales concibieron un bebé, mientras que en el grupo que bebía más cantidad de alcohol, el porcentaje de embarazos fue del 55%. (British Medical Journal, Agosto 2013).


 

La Cafeína

– La cafeína reduce las probabilidades de fertilidad natural y aumenta las posibilidades de aborto involuntario.  Si la mujer tiene el hábito de consumir café a diario, debe intentar eliminarlo completamente de tu dieta.

– El café es un estimulante,. La cafeína roba al cuerpo agua y minerales, ya que deshidrata y estimula el cuerpo para que produzca cortisol.

– Demasiado estrés o estimulantes,  durante mucho tiempo,  agota las glándulas que producen la adrenalina y por tanto cortisol, y este agotamiento creara un desequilibrio hormonal.

 

Otros Factores que afectan a tu Fertilidad Natural

– La exposición a la contaminación, reduce las posibilidades de quedarse embarazada. Por supuesto, todos estamos expuestos a la contaminación en mayor o menor grado. Pero si estamos en un proceso de fertilidad natural, lo mejor es tratar de no estar en lugares de altos niveles de contaminación, como el centro de grandes ciudades.

– Una vida sana y feliz, siempre será un ambiente propicio para lograr la concepción de un hijo.  Antes que nada, debemos tener en cuenta que, aunque la fertilidad natural es la forma ideal de traer un nuevo miembro a la familia, si por alguna razón no es posible, existe forma de generar las circunstancias apropiadas, asistidas por la ciencia médica.  Probablemente, en una entrada futura, hablemos de estas posibilidades y los beneficios que implican.

Si quieres mejorar tu Fertilidad Natural o prepárate para el embarazo en Body Help hemos desarrollado el Programa de Mejora de la Fertilidad Natural, donde trabajamos de la mano contigo para que estés en las mejores condiciones. Trabajamos con varias clínicas de fertilidad que han dejado a sus pacientes en nuestras manos.



 

Para más información Body Help 933634428-933634427